Jacó es un pueblo

En los últimos años, Jacó, ha tenido un desarrollo económico, estructural y social muy acelerado, tanto que puede crear una confusión entre si debe ser llamado pueblo o ciudad.

Pero para los locales no hay duda que Jacó es y será siempre un pueblo. Porque para ellos ese término va más allá de la cantidad de habitantes o edificios en el lugar, ser de pueblo se lleva en el corazón y requiere un compromiso muy grande con la comunidad, conlleva preocuparse por el bienestar de sus vecinos y lograr surgir ante cualquier adversidad, unidos, logrando un equilibrio ambiental, económico y social.

Lo mejor de este pequeño paraíso tropical es sin lugar a duda su gente y en los próximos blogs podrán conocer algunas de esas personas que han causado un impacto muy importante en él.

Uno de ellos es Leonidas Ruaro, el fundador de Pura Vida Figthing For Kids, una fundación sin fines de lucro creada con la intensión de brindar un lugar seguro para los niños y jóvenes del área. ¨Leo¨, como le llaman en el pueblo, siendo consciente de las problemáticas a las que se ven enfrentados los niños y jóvenes a diario, decidió hacer algo al respecto y atacarlo con lo que lo ha mantenido a él enfocado y alejado de lo negativo, el Jiu Jitsu brasileño, un deporte que requiere de mucha disciplina y esfuerzo.

¿Qué mejor que un deporte para mantener a los niños fuera de las calles?

Pero Leo, siendo del pueblo, sabía que enseñar un deporte no era suficiente, había que conectar con ellos a otro nivel. Muchos de los que asisten viven en los precarios y ser parte de la academia les brinda un lugar seguro donde son recibidos con mucho amor, los hace ser parte de una familia y les hace olvidar cualquier escases que se viva en el hogar.  Además, reciben mucha disciplina y se fortalecen los valores. A parte de fomentar la salud por medio del deporte, los integrantes deben cumplir ciertas reglas, como tener una adecuada higiene personal, deben presentarse a las clases bañados y con sus dientes lavados, durante las clases no se golpean a otros niños, ya que se enseñan técnicas no formas de pelearse entre ellos. También, se piden avances académicos, para asegurarse que están dando su mayor esfuerzo en los estudios y cada uno de estos logros es celebrado y aplaudido. Todo esto les ayuda a formarse como ciudadanos aptos que brindarán un impacto positivo a la sociedad.

La academia imparte clases completamente gratuitas de lunes a sábado, a niños, jóvenes y adultos. A los integrantes que no puedan comprar su propio kimono, la academia, después de asegurarse que tiene un compromiso con el deporte, lo dona. A parte de las clases de jiu jitsu, se imparten clases de Judo, kick boxing y club de ajedrez. La fundación también se enfoca en proveer con una merienda después de cada clase, celebrar los cumpleaños, día del niño y las diferentes festividades durante el año, recolecta útiles y uniformes escolares para la entrada a clases, en fin, se aseguran de brindarle al niño o joven todo lo que necesitan para su buen desarrollo.

Una academia que se enfoca en impulsar a los niños a practicar deporte, fomentar los valores, integrar a la comunidad, motivar a los padres para acompañar a sus hijos durante su buen desarrollo y buscar los medios para proveer a los integrante sus necesidades básicas, se puede afirmar que es una academia completa, justo lo que le urgía al pueblo.

Para poder lograr todo esto, se necesita de mucho apoyo, la fundación cuenta con instructores voluntarios y personas que brindan su tiempo en las diferentes actividades y, por supuesto, con dinero, el dinero se recibe por medio de donaciones. Condominios Monte Carlo, muy orgullosamente forma parte de ese grupo de donadores, es una dicha poder aportar a un proyecto tan enriquecedor para el pueblo. Cualquier otra persona o entidad que desee donar puede contactar a Leo al correo: info@puravidafightingforkids.com 

Pura Vida Fighting For Kids es una fundación del pueblo para el pueblo. Oss.

Autora: Fany García.

Did you like this? Share it!